martes, 17 de mayo de 2016

Reflexiones a última hora

Cuando coso a mano una puntada tras otra me lleva a reflexionar sobre mil cosas, son momentos míos, tranquilos… 

Hoy sin tener aguja ni hilo en la mano un sueño de mi hija  me ha transportado muy lejos… y muy cerca.

"Mamá, cuando sea mayor voy a hacer el camino de Santiago con mi amiga Clara a caballo, nos vamos a tomar un año sabático antes de ir a la universidad…" Qué mayores se nos hacen, ya son once años y  la recuerdo recién nacida en mis brazos su primera noche  mirándome con esa mirada profunda y tan suya... ¡Y es que el tiempo pasa volando!  hay veces que les miramos y nos damos cuenta que se nos hacen mayores pero hoy… cuando me contaba esa ilusión, me recordaba a mi cuando hace años soñaba exactamente en hacer lo mismo con mis amigas. 

Todo esto me lleva a esa frase tantas veces repetida y escuchada "disfrútalos mucho que crecen volando". Pues sí, crecen sin que te des cuenta y es una gozada poder revivir momentos pasados a través de ellos. 

La próxima entrada irá de costura… Buenas noches!

10 comentarios:

  1. Me he visto en la misma situación muchas veces. Coser a mano me da esa paz, de estar sola con mis pensamientos y mis recuerdos. Solo que mi pequeña va para treinta años. Y si, el tiempi pasa volando! Un beso

    ResponderEliminar
  2. Que gracia tu hija.. planeando el viaje con su amiga...la verdad es que el coser nos proporciona muchos momentos de paz y de relajación... mi marido los fines de semana que me ve super enganchada con mis telas... siempre me pregunta ¿no te aburres? y yo... ¡para nada!
    Disfruta de tu pequeña... que dentro de nada la tienes montada a caballo haciendo el camino!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre he dicho que coser me pone en orden la cabeza, me descansa los pensamientos, tienes razón también en que hay que disfrutar de los hijos, cada momento es irrepetible, son el motor de nuestra vida, y se disfruta tanto con ellos en todas las etapas..., dentro de nada la tienes de peregrina haciendo el camino, un beso grande

    ResponderEliminar
  4. Una bonita reflexión Isabel. Disfruta de tu hija crecen tan rápido....
    Yo ahora estoy reviviendo a travçes de mi nieta.

    Un besito.

    Olga

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué bonito lo que cuentas, Isabel! Sí que es verdad que pasa volando el tiempo y en ellos nos damos cuenta. Asusta y a la vez es apasionante verlos cómo se van acercando a los adultos que serán mañana. Y estar ahí en este camino, lo mejor del mundo.

    ResponderEliminar
  6. Pues si...disfruta de ella ahora,que el tiempo pasa volando como bien dices. Saludines

    ResponderEliminar
  7. Y que gusto da verlos crecer felices y bien encaminados......!!!!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y tomarte tu tiempo para escribirme

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails